Dicen que eres leyenda

Dicen de ti

que se te puede encontrar en las calles

cuando las nubes amenazan viernes,

que eres ciudad sin pausa,

que si te cortas,

de tus venas brota la noche.

Dicen de tus ojos que son cuevas sin colmatar,

que encierran arcones de primavera,

que son refugio ante los ladridos del tiempo.

 

Dicen que eres imposible,

que eres leyenda.

 

Por ti

fui espía sin éxito de la madrugada.

Tú en las esquinas, siempre, sombra doblada,

circunferencia leve en los charcos,

puerta entreabierta,

luna tirando a menguante.

 

La noche muere en violeta amanecer

y mientras,

sigo soñando con que a tu lado

los ladridos me concedan una prórroga espléndida.

Anuncios