Rozamos con los dedos un nuevo lenguaje

Pensamos:

“es hora de cavar túneles que atraviesen negras embajadas.

Deshacernos de la costra apagada del barco,

nadar en la superficie de este mar sucio.”

Pensamos descubrir músicas

que nos agotaran el corazón de alegría,

interpretar como afirmación

el movimiento de los columpios,

abrir los ojos,

ver,

dejar de ser intrusos.

Pero no pudimos ir más allá.

Regresamos como las olas

después de haber intentado vencer a la costumbre,

como el boomerang que lleva escrito en su ADN

el abismo curvo de la distancia

y no cree en su victoria.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas.

Un comentario el “Rozamos con los dedos un nuevo lenguaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s