Despertar

Vivir despacio,

mirar a los ojos de los que nos rodean,

saborear todo aquello que no dicen.

 

Encender hogueras,

dar de beber,

amar sereno el tiempo del amor.

 

Soportar las plagas del cielo

con paciencia de trinchera.

El dolor es una amante peregrina.

 

Asistir al parto

de una nueva palabra.

Colocarla detrás de otra

hasta formar un río.

 

Percibir el esfuerzo del árbol

por hacerse bosque.

Observarse, de vez en cuando,

las líneas de las manos.

Anuncios