Estancias

I

Buscarnos a tientas por calles desconocidas de ciudades repletas.

Escribir mensajes de auxilio en los muros de la piel,

la soledad brota de los ladrillos.

Hacernos un sitio, reconocernos en otros ojos, en otros cuerpos,

dudar desvíos y a veces, muy raras veces,

llegar a encontrarnos.

II

Luces trampa en la oscuridad para atraer nuevas pieles que cubran las heridas.

III

Sacudirse antiguas promesas escritas por labios desgastados que desertan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s