Al fondo una ventana

 

 

 

 

 

  Ilustración: José Miguel García

 

 

Más allá de una luz halógena y

del aire acondicionado que las envuelve,

más allá, al fondo,

una ventana

con lo que parece ser

un cielo inalcanzable.

 

Cuanto deseo en los ojos de las estatuas.

 

A cambio belleza eterna

y tiempo,

la vanidad de ser observadas

en su perfección de siglos.

 

Cuanta tristeza en los ojos de las estatuas.

 

Mirad,

mirad como sonríen resignadas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s