Una piedra arrojada

 

 

 

 

 

 

Ilustración: José Miguel García

 

 

Cada poema es un precipicio desde el mundo,
el silencio necesario
por el que se desliza el vuelo del suicida.

Cada poema es otro fósil de la historia,
un espacio virgen
en el que fundar pensamientos,
dudas en flexibles rascacielos.

Cada poema es el revés inconsciente
de un espejo puesto boca abajo,
una sentencia dictada,
la palabra muda,  sorda y ciega

de un loco,
de un loco.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poemas.

5 comentarios el “Una piedra arrojada

  1. jose garrido paniagua dice:

    Te recomiendo que leas uno de mis poetas favoritos paisano tuyo Manuel Pacheco (un gran desconocido) me costo mmucho conseguir el libro “Nunca se ha vivido como se muere ahora”.
    Saludo Jose G.P.

  2. Soledad Sánchez Mulas dice:

    Hermoso poema.

    • muchas gracias. Es un placer recibir felicitacones. Me hacen sentir más seguro a la hora de escribir.

      • Soledad Sánchez Mulas dice:

        Aunque siempre es un placer escribir “para uno mismo”, la verdadera belleza de la literatura es su valor comunicativo. Disfrutar (leyendo) lo que otra persona me está “regalando” es, para mí, mágico. ¡No dejes, nunca, de escribir!
        Un abrazo,

        Sole.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s